Este lunes 4 de marzo se realizó en Punta Arenas el taller, organizado por el Instituto Antártico Chileno (INACH) y el Programa Logística Antártica de la Agencia Chilena de Desarrollo Económico de CORFO, con el auspicio del Consulado Honorario de Hungría, para conocer el trabajo que realizan estas naciones en el continente helado, y explorar acciones de colaboración. En él participaron expositores de estos tres países, entre ellos, del Dr. Juan Carlos Aravena Donaire, director del Centro de Investigación Gaia Antártica (CIGA) de la Universidad de Magallanes (UMAG).

Aravena mostró los avances en la investigación en ciencia antártica y subantártica que desarrolla la UMAG, con mayor énfasis en “el aumento en número de investigadores dedicados a estos temas, publicaciones de alto impacto y proyectos adjudicados”, comentó. “También me referí a la acreditación de los programas de postgrado y a las actividades de vinculación con el medio, especialmente, orientadas al sector educacional de la región”, agregó.

El evento se realizó en el Instituto Antártico Chileno (INACH).

Según el Departamento de Comunicaciones del INACH, la jornada se dividió en 2 bloques.

En el primer bloque, se expuso:

  • Programa Chileno de Ciencia Antártica, a cargo del Dr. Marcelo González, jefe del Departamento Científico del INACH, quien dio detalles sobre las líneas investigativas de este programa, así como características fundamentales del proceso para concretar un proyecto en territorio antártico nacional, entre las que se cuentan financiamiento, capacidad infraestructural y vías de colaboración.
  • Hacia a una red de monitoreo climático: investigación en montaña, un puente entre Chile y Hungría, del Dr. Zsolt Heiling, director general del Programa Húngaro de Investigación de los Andes Áridos. Heiling reconoció, en primer lugar, la cualidad de laboratorio natural de excelencia de Chile, lo que justificaba que Hungría estuviera interesado en financiar estudios sobre cambio climático en un territorio tan lejano de ellos como el nuestro. Heiling, además, destacó el enfoque multidisciplinar que es sello de las investigaciones científicas a nivel internacional. En este caso específico, se trata de estudios microbiológicos, meteorológicos e hidrogeográficos que realizan en la cordillera.
  • El Dr. Juan Carlos Aravena exhibió parte del trabajo que realiza junto a sus colegas en Investigación antártica y subantártica en la Universidad de Magallanes. Aravena, quien es director del Centro de Investigación Antártica de esa universidad, expuso la consolidación de estas áreas de investigación en la región, con un cuerpo de profesionales importante y con resultados positivos en términos de publicaciones científicas y actividades de divulgación. Además de ello, destacó el programa de doctorado con mención en materias antárticas y subantárticas, único en Chile.

Posteriormente, el segundo bloque contempló:

  • Monitoreo de temperatura del suelo y presencia de criósfera: Ojos del Salado, Andes Áridos, presentado por el Dr. Balazs Nagy, jefe del Centro de Geografía de la Universidad Eötvös Loránd, en Hungría, quien destacó la actividad investigativa del permafrost que el equipo húngaro hace en el desierto montañoso de los Andes. En síntesis, las labores de Nagy se centran en caracterizar las diferentes formas en que el hielo está presente en dicha ubicación geográfica y a las altas latitudes a las que está condicionado, para lo cual se emplean análisis meteorológicos, geostáticos y de sedimento, con el propósito de definir un método fiable que indique la distribución del permafrost.
  • En segundo lugar, el Dr. Humberto González, director del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL), comentó las temáticas que desarrolla el centro y la zona objetivo (comprendida por el canal Beagle, el estrecho de Magallanes y la península Antártica) que usan como objeto de estudio, en Investigación científica en las regiones antárticas y subantárticas: Los desafíos de IDEAL en un escenario altamente variable.
  • Finalmente, en Tercera expedición antártica turca, la Dra. Burcu Ozsoy, directora del programa antártico turco, comentó los avances hechos en la última expedición, que duró 30 días y en la que la delegación científica de 24 investigadores pudo hacer estudios de hidrología, ecología marina y redes de alimento, entre otros, gracias al apoyo del buque Betanzos, de la empresa DAP, para coronar la tercera expedición hecha al continente por el Programa Antártico Turco.

Fuente: Comunicaciones UMAG

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *